viernes, 12 de septiembre de 2014

EL ARCHIVO DE MIRANDA

En sus distintos viajes y circunstancias, Miranda se aficionó a recoger y conservar, anotándolo, todo lo que veía y obtenía. Así fue reuniendo un gran número de papeles, folletos, tarjetas, programas artísticos, cartas, negociaciones, referencias, invitaciones, recomendaciones, impresiones y observaciones anotadas de su propio puño y letra, con lo que conformó un extraordinario archivo, copioso como sus propias aventuras y largo caminar por las más importantes sendas de su época. Será constante de su vida: la compra de libros, la visita de lugares, iglesias, hospitales, instalaciones militares y fortalezas, conventos, museos, bibliotecas, universidades, puertos, conciertos y representaciones teatrales, campos y regiones agrícolas, admirando y describiendo paisajes, y el conocer connotados personajes de las regiones visitadas, hombres y mujeres: políticos, clérigos, artistas, filósofos, escritores, cortesanos, en cuyas conversaciones no falta el conocimiento e intercambio de libros, y el amor correspondido de alguna damisela, para el solaz de sus noches solitarias. Todo registrado en sus Diarios y recogido en su fenomenal Archivo.

Ese impresionante archivo, producto de la acuciosidad y amplitud de miras de un fabuloso personaje, fue llamado por él mismo “Colombeia”, conformado ahora por 63 tomos. Hoy se dispone de una versión digitalizada de ese archivo, producto del esfuerzo del Gobierno bolivariano por conservarlo y difundirlo.

Pero ese archivo no reposaba tranquilamente en la londinense casa mirandina de Grafton Street (hoy Grafton Way); parece que siempre se movía, viviendo las mismas vicisitudes de su inquieto propietario.

Ya en Venezuela, en su última gran aventura, de 1810 a 1812, Miranda lo llevaba consigo, y nutriéndolo con nuevos papeles. Después de la Capitulación de 1812, y previendo su incumplimiento por Monteverde, Miranda hace gestiones para salir por La Guaira. Aspiraba llegar a Cartagena, para con el apoyo de Nariño reemprender la lucha. Miranda envía su archivo a La Guaira para ser embarcado en la goleta inglesa Saphire, para trasladarse a Curazao. Apresado Miranda en la Guaira, en la infausta madrugada del 30 de julio, quizás no supo más de su archivo, para aumento de sus tormentos y desesperación en las prisiones de La Guaira, Puerto Cabello, Puerto Rico y La Carraca, de Cádiz, hasta su muerte el 14 de julio de 1816.

Sin embargo, el archivo también siguió su particular aventura. Según lo referido por Gil Fortoul, en nota 3, p. 172 de su Historia Constitucional de Venezuela, el archivo de Miranda fue a parar a Curazao, en manos del Gobernador Hogdson de esa isla, entonces posesión británica. Hodgson lo envía a Londres a Lord Bathurst, a la sazón Ministro de Guerra y Colonia, quien lo lleva a su castillo de Girencester en Glouseterhire. Allí lo descubre en 1922 el historiador norteamericano Robertson. En 1924 el historiador Caracciolo Parra Pérez confirma el hallazgo y lo participa al Gobierno venezolano, y por orden de éste lo compra en 3.000 libras esterlinas al Lord Bathurst, de entonces. Fue publicado bajo la dirección del historiador Vicente Dávila. Los papeles correspondientes a 1810-1812 fueron comprados por el historiador venezolano Marqués de Rojas a Leandro Miranda, hijo del Precursor y lo entregó a Rojas Paúl, Presidente de la República. Durante mucho tiempo el archivo mirandino estuvo en la Academia de la Historia. Hoy se encuentra en las bóvedas del Archivo General de la Nación.

Así se recuperó para las generaciones posteriores este interesante y colosal aporte mirandino, la fuente más segura de información para conocer, entender y justificar las acciones de este extraordinario pensador y combatiente de la libertad, revolucionario cabal que le cupo en suerte participar en las grandes revoluciones de su época: la estadounidense, la francesa y la hispanoamericana. Honor y gloria a nuestro insigne compatriota.

por: Gilberto J. López

martes, 26 de agosto de 2014

Estatutos de la Academia de la Historia del Estado Sucre / Para comentar o sugerir

ESTATUTO DE LA ACADEMIA DE LA HISTORIA


Art. 1.- El Objeto de la Academia es el cumplimiento de las obligaciones señaladas en el Decreto de su creación, y los que ella misma dicte en el ejercicio de sus funciones, por lo tanto deberá dar y privilegiar el cumplimiento a lo dispuesto en ese Decreto.
Parágrafo Primero.- La institución en su fundación está conformada por los miembros, que se denominan “Individuos de Número”, los cuales, por esta única vez fueron promovidos por el Comité Organizador, constituido en Asamblea
Parágrafo Segundo.- Se denomina “Individuo de Número” a aquellas personas que presente y exponga un trabajo de investigación histórica ante los miembros de la Academia de la Historia y del Pensamiento Crítico, de acuerdo a lo dispuesto en este estatuto.
Parágrafo Tercero.- En lo sucesivo, para llenar las vacantes absolutas que ocurran entre los Individuos de Número, serán designados a tenor de lo dispuesto en sus Estatutos Sociales.
Parágrafo Cuarto.- Esta Academia, buscará y mantendrá relaciones con otras instituciones a fines, con la finalidad de fortalecer el acervo histórico del nuestro pueblo y ampliar la nueva Corriente de Pensamiento Crítico.

Art.- 2.- El objeto de esta Academia, en primer lugar, es el cumplimiento de las obligaciones señaladas en el Decreto de su creación, y los enumerados aquí, que son:
1.    Designar sus instituciones y dictar los reglamentos, resoluciones y disposiciones necesarias para el mejor desempeño de las actividades que se le han confiado.

2.- Formar un archivo documental de la historia del Estado Sucre.

3.- Velar por la preservación, mantenimiento y buen estado de los archivos eclesiásticos, estadales y municipales del Estado Sucre, y arbitrar los medios para su conservación.

4.- Formar una biblioteca temática

5.- Adquirir y formar colecciones de manuscritos, impresos, material gráfico, fotográfico, audiovisual, multimedia y cualesquiera otros objetos que tengan interés histórico.
 
6.- Evaluar, promover y editar los textos de sus miembros y los que sean sometidos a su consideración.

7.- Discutir y discernir en su seno, o mediante comisiones nombradas al efecto, puntos controvertidos de la historia.

8.- Fomentar y divulgar los estudios de la historia mediante certámenes, conferencias, o cualesquiera otros medios.

9.- Mantener relaciones con instituciones similares nacionales o extranjeras.

10.- Exaltar a   los héroes y los hechos históricos acaecidos en el territorio del estado Sucre, y los más notorios de la Patria con los medios e instrumentos a su alcance, para lo cual la Academia deberá señalar con anticipación las efemérides.
 
11.- Servir como organismo asesor y consultor del Gobierno del estado Sucre, especialmente en lo relacionado con la investigación, promoción y estudio de la historia como parte de la educación y formación Republicana.


Art. 3.- La sede de la Academia de La Historia y del Pensamiento Crítico del estado Sucre, es la ciudad de Cumaná; sin embargo, en casos extraordinarios, podrá establecer sede provisional, en cualquier otra ciudad del estado Sucre.   

Art. 4.- La Academia de La Historia y del Pensamiento Crítico del Estado Sucre tendrá una duración ilimitada. En caso de disolución se cumplirán los extremos establecidos en el Código Civil vigente.

Art. 5.- Son asuntos preferentes de la Academia:
1.- Acopiar los materiales que sirvan a sus fines y organizar los Archivos Históricos del estado Sucre.
2.- Organizar la Biblioteca de autores sucrenses; fomentar los fondos bibliográficos, procurando adquirir obras de los grandes maestros de la historia del estado Sucre, de Venezuela, del mundo y aquellas obras incunables, cuyas ediciones están agotadas o sean inéditas y de gran valor para nuestra historia.
3.- Planificar y ejecutar el rescate de los archivos históricos del Estado.
4.- Crear un departamento de investigaciones históricas.
5.- Rescatar la Biblioteca de Temas y autores sucrenses.
6.- Promover los congresos de historia del estado Sucre, procurando que cada uno de ellos tenga una temática única y preferencial.

DE LOS MIEMBROS

Art. 6.- La Academia estará integrada para su fundación por los Miembros Fundadores, que podrán ser investidos como Individuos de Número por ella misma, seleccionados y juramentados, una vez cumplidos los trámites y sus exigencias estatutarias.
Parágrafo Primero.- A cada Individuo de Número, incorporado por el orden alfabético de sus apellidos, le corresponderá un número escrito en números romanos, que deberá inscribirse en el sillón que ocupe en el salón de sesiones.    
Parágrafo Segundo.- Las vacantes absolutas de los Individuos de Número, se llenaran conforme a las normas de estos Estatutos.
Parágrafo único.- Los individuos de número deberán entregar a la Junta Directiva con destino a la Biblioteca, un ejemplar de todos sus libros publicados o no respaldados digitalmente, y están obligados a presentar un trabajo original  en el discurso de incorporación, que verse sobre  algún hecho de la historia del estado Sucre o de la antigua provincia de Nueva Andalucía.  Estos trabajos y sus libros se archivaran; pero estarán a disposición de los demás miembros y del público en general.

Art. 7.- Para  ser  individuo  de  número,  se  requiere  ser  venezolano  o  extranjero, mayor de edad,  con  más  de  (5)  años  de  residencia  en  el  país,   y  haber  demostrado  preocupación  por  los  estudios  de  historia  o  de  sus  ciencias  afines,  mediante  el  desempeño  de  la  cátedra, trabajos  publicados  o  actividades  análogas.

Artículo 8.- Los  individuos  de  número  tienen  voz  y  voto  en  las  deliberaciones,  y  la  obligación  de  concurrir  a  las sesiones  y  actos de  la  Academia:  desarrollar  las  tareas  que  le sean  encomendadas, estudiar, examinar  y  rendir  cuenta  sobre  trabajos  específicos,  contribuir  con esayos, monografías  y  estudios al  conocimiento  y  difusión  de  la  historia  del  estado  Sucre.

Parágrafo Único: Los individuos de número tienen carácter permanente, el numerario que cambie de domicilio podrá “motu propio” pedir su pase a la condición de miembro correspondiente, y la Junta Directiva declarará vacante el sillón que ocupaba.

ORGANOS INSTITUCIONALES.
LA JUNTA GENERAL

Art. 9.- Son órganos institucionales de la Academia: a) La Junta General; b) La Junta Directiva; c) Las comisiones permanentes, y d) Los consejeros.

Art. 10.- La Junta General, es el órgano Supremo de la Academia, constituida por todos los miembros, se reunirán en sesión ordinaria una vez al mes y en sesión extraordinaria cuando así lo exija la Junta Directiva.    
Sus atribuciones son:
1.- Ejercer el gobierno de la Academia.
2.- Nombrar, cada dos años en el mes de agosto correspondiente,   en elecciones universales y secretas, en Asamblea Extraordinaria convocada al efecto,   a los miembros principales y suplentes de la Junta Directiva, a los presidentes de las comisiones y a los consejeros de la Academia de La Historia y del Pensamiento Crítico del estado Sucre.
3.- La Junta General, si hay acuerdo, puede establecer el sistema más sencillo de votación; pero en el caso de una votación conflictiva, deberá acudir al Consejo Nacional Electoral (CNE). 
4.- Aprobar, improbar o modificar, el informe de gestión de la Junta Directiva.
5.- Discutir y dictar reglamentos, acuerdos y resoluciones necesarios al buen funcionamiento de la Institución, presentados por la Junta Directiva,
6.- Atender y someter a la consideración de la Asamblea, ordinaria o extraordinaria, cualquier cuestión o hecho importante sometido a su consideración, por escrito, por la Junta Directiva o por un número nunca menor de cinco (5) de sus miembros.
7.- Delegar en la Junta Directiva sus atribuciones ejecutivas y administrativas, o parte de ellas, reservándose las legislativas y electorales.

DE LA JUNTA DIRECTIVA,
Y DE SUS ATRIBUCIONES.

Art. 11.- La Junta Directiva, actuando en pleno, ejercerá por delegación de la Junta General, la dirección del gobierno de la Academia, y sus decisiones tienen el carácter de ley; estará formada por siete miembros principales,  siete suplente y tres vocales: un Presidente, un Vice-Presiente, un Secretario General, un Tesorero, un Director de Publicaciones, un Bibliotecario y un Director de Relaciones Interinstitucionales, y tres vocales que tendrán  atribuciones especiales que les asigne la Junta Directiva.
Parágrafo Primero.- La Junta Directiva se reunirá una vez a la semana o por lo menos, dadas circunstancias graves que lo impidan, una vez cada 30 días;
Parágrafo Segundo.- Los miembros de la Junta Directiva y sus suplentes, serán elegidos entre los Individuos de Número de la Junta General en Asamblea Plenaria,   para un periodo de dos (2) años, por votación directa y secreta.
Parágrafo Tercero.- La Junta Directiva, tendrá la responsabilidad de elaborar el Plan de Desarrollo Estratégico de la Academia en concordancia con los panes de desarrollo de la nación, y serán aprobados por la Junta General de la Academia de la Historia y del Pensamiento Crítico del estado Sucre.

Artículo 12.- El Presidente ejercerá la coordinación de la Academia, con sabiduría, teniendo por norte los principios y virtudes Republicanos, la justicia y la virtud, sometido en todo a estos Estatutos y a las Leyes de la República de Venezuela.  
Parágrafo único.- La  falta  absoluta del  Presiente será  suplida  por  un miembro de la Junta Directiva,  elegido entre ellos, por mayoría absoluta de  los demás directores en sesión extraordinaria, el cual gobernará  por  el resto del período que suple.

Artículo 13.- Son atribuciones del Presidente:
1.- Presidir la Academia en todos sus actos y actuaciones. Ejercer el gobierno en lo jurídico, administrativo, político y social ;  y, representarla en  todos  sus  actos  públicos  y  privados;  dirigir las asambleas,  juntas y comisiones. Lo dicho es meramente enunciativo y no taxativo, pues sus atribuciones o derechos y deberes están establecidos en estos Estatutos y leyes de la República;
2.- Cumplir y hacer cumplir el Decreto Orgánico y estos Estatutos, los acuerdos y decisiones de la Academia;
3.- Providenciar  los  casos  urgentes  que  ocurran, dando  cuenta  a  la  Academia  en  su  próxima  sesión;
4.- Distribuir las tareas de la Academia. Estimular el  trabajo  de  los  Miembros  de  Números  con  la  celebración  de  ciclos  de  conferencias  y  otras  actividades;
5.- Ejercer con el Administrador y el Secretario Ejecutivo, el manejo de los fondos, cuentas bancarias, bienes, y todo documento referido a las finanzas deberá estar sellado y firmado por el Presidente, el Administrador, y el Secretario Ejecutivo, y sin sus firmas dichos documentos serán nulo.  
5.-  Nombrar  las  comisiones  que  acuerde  la  Academia  y  aquellas  que  el  mismo considere  necesaria;
6.- El Presidente actuando conjuntamente con el Secretario Ejecutivo, firmarán las Actas y la correspondencia de la Academia. El Secretario complementa su trabajo, organiza las funciones y actividades de la Academia, y en Junta General y Directiva, ordena y organiza sus actividades; esta relación hace énfasis en lo que se refiere al personal y su servicio.
7.-  Presentar  al  final  de  su  periodo,  un  informe  de  las  actividades  de  la  Academia;
8.- Cualesquiera otras atribuciones, deberes y derechos, que le encomienden o atribuyan, los órganos de la Academia,

Artículo 14.- Son atribuciones del Vice-Presidente:  
1.- Suplir las faltas temporales del Presidente y colaborar con él en el cumplimiento de sus funciones;
2.- Desempeñar  la  Dirección  de  la  Academia  en  caso  de  ausencia  del  Presidente;
3.-  Coordinar  con  el  Presidente,  la  organización  académica  o  científica  de  los  trabajos  de  la  Academia;
4.- Presidir la comisión de protocolo;
5.-  Promover  la  realización  de  actividades  académicas,  científicas  y  extraordinarias  de  la  Academia;
6.-  Estudiar  con  los  restantes  directivos  de  la  Academia,  los  textos  sobre  historia  local, regional  y  nacional  que  se  aspiren  publicar,  con  aportes  del sector público o privado,  para  su  visto  bueno  o  denegación  hasta  tener  las  correcciones  sugeridas; 
7.- Investigar y recibir para su estudio los documentos históricos que le sean donados a la Academia;
8.- Velar por el cumplimiento de las celebraciones y conmemoraciones de las fechas patrias en las oportunidades correspondientes,

Artículo 15.- Son funciones del   Secretario: 
1, Anunciar, dirigir el Orden del Día, y dar cuenta, en cada sesión, de la correspondencia, de los documentos y representaciones que reciba.
2.- Redactar las actas de la sesiones.
3.- Darle curso, en unión del Presidente, a la correspondencia recibida;
4.- Redactar y hacer publicar las convocatorias a sesiones que acuerde la Junta Directiva o que le indique el Presidente.
5.- Extender las certificaciones conjuntamente con el Presidente.
6.- Conservar cuidadosamente los archivos, libros y documentos de la Academia:  los libros que deberán llevarse por el Secretaria son: El de Actas, el de Correspondencias,  el  de  Acuerdos  y  Resoluciones,  y el libro de Honor, donde deberán inscribirse textualmente y en su orden, los diplomas de los individuos de Número y los Miembros Correspondientes y Honorarios de la Academia;
7.- Cumplir y hacer cumplir las instrucciones que le comunique la Academia por órgano del Presidente y/o el Vicepresidente, en cuanto al orden y disciplina necesarios en la sede de la Academia.
8.- Firmar conjuntamente con el Presidente y Administrador, los docuemtnos de índole financiero.

Artículo 16.- Son funciones del Tesorero:
1.- Llevar las cuentas y preservar los libros contables de la Academia.
2.- Gestionar y cobrar las asignaciones y créditos públicos y privados.
3.- Elaborar el presupuesto anual de la Academia, con el apoyo de los demás miembros.
4.- Firmar conjuntamente con el Presidente y Secretario Ejecutivo, lo referente a manejo de los fondos, y documentos de índole financiera.
5.- Ordenar los pagos necesarios, de acuerdo al presupuesto y autorizados por el Presidente de la Academia; previa autorización de la Junta Directiva.
6.- Mantener al día el inventario de bienes de la Academia.
7.- Rendir cuenta mensualmente ante la Junta Directiva del manejo financiero de la Institución.
8.- Presentar al término de su mandato un balance detallado del estado financiero de la Academia.

Artículo 17.- Son atribuciones del Director de Publicaciones:
1.- Solicitar a los miembros Numerarios de la Academia los trabajos que deben publicar, previa aprobación de la Junta Directiva;
2.- Encargarse de la edición y publicación del Boletín anual, trimestral o mensual de la Academia. Solicitar presupuesto, hacer todas las diligencias ante el Estado o empresas privadas  para su publicación ,  y de aquellas  obras de los numerarios, que habiendo cumplido las exigencias académicas, se haya ordenado su publicación;
3.- Publicar periódicamente, previa autorización de la Junta Directiva, el boletín de la Academia, sin perjuicio de cualquier número extraordinario que pueda publicarse.

 Artículo 18.- Son funciones del Bibliotecario:
1.- Organizar y ejecutar la clasificación y catalogación de la biblioteca,    hemeroteca, informes y fichero bio-bibliografico de la Academia; y proveer sobre la conservación y custodia de esos fondos;
2.- Procurar la adquisición de obras de carácter histórico, literario y científico; como también el canje y distribución del boletín y las obras que publique la Academia;
3.- Formar un archivo con todos aquellos papeles de valor histórico que ingresen a la Academia, los cuales igualmente clasificará y catalogará para la consulta de los investigadores;
4.- Presentar trimestralmente a la Academia una relación detallada del incremento de la biblioteca, de la hemeroteca y de los fondos de archivo;
5.- Cumplir y hacer cumplir las Instrucciones de la Academia, en cuanto al resguardo y mejoramiento de los archivos y de su útil funcionamiento;
6.- Organizar y llevar un Inventario o Registro de los bienes culturales del Estado Sucre, así como su estado de Conservación;
7.- Organizar censo de Personajes célebres de cada uno de los Municipios del estado Sucre;

8.- Diseñar mapas histórico-políticos con señalamiento de los sitios de interés para el estudio de asentamientos, batallas, congresos u otros hechos que tengan relación con nuestro pasado histórico;
9.- Crear base digital y cartográfica con planos, mapas, fotografías satelitales, para apoyar el estudio geográfico-historia del Estado,

Artículo 19.- Son funciones del Director de Relaciones Interinstitucionales:
1.- Proyectar con eficiencia la imagen corporativa de la Academia;
2.- Redactar y planificar estrategias comunicacionales creativas;
3.- Programar, organizar y ejecutar los eventos de la Academia;
4.- Mantener interacción con las instituciones públicas y privadas del estado Sucre, de la República Bolivariana de Venezuela y del Exterior.
Parágrafo único.- Los vocales tendrán funciones reglamentarias, y las que se les asignen cuando el Presidente requiera servicios extraordinarios, pero igualmente tendrán voz y voto en las asambleas. 


LA ELECIÓN DE LA JUNTA DIRECTIVA

Artículo  20.- La elección  de  la Junta Directiva, los suplentes, vocales y consejeros de la  Academia, se regirá por estos Estatutos;  se celebrarán   elecciones en  el  mes  de Agosto del año que corresponda,  en sesión extraordinaria cuando concurra más del 50% de los numerarios; será  convocada por la prensa  de la ciudad de Cumaná, con por lo menos diez (10) días de anticipación;  se procederá  conforme a la costumbre en votación secreta, tomando las previsiones necesarias; invitando si fuese  necesario,  un representante del  CNE , y se decidirá  por la mayoría absoluta de los votos de los individuos de Número asistentes al acto. Será válida si se cumplen todas las normas establecidas en la ley electoral vigente para el día de ese evento. Cada parcialidad presentará dos testigos, escogidas entre personas extrañas a la Academia, de honorabilidad reconocida en la colectividad, y sin los cuales no se podrá realizar el evento.

NORMAS COMUNES DE LOS MIEMBROS
Del Ingreso a la Academia:

Art.21.- La  Junta  Directiva  recibirá los recaudos de los aspirantes a pertenecer a la Academia de La Historia y del Pensamiento Crítico del estado Sucre, con  la postulación  hecha  por dos miembros activos de la Academia,   y  si encuentra  conformes  los  méritos  del  postulado,  fijará  la  fecha  de  la   sesión  en  la  que  se  procederá a  la  votación de admisión, dentro  del  término  de  tres  meses  de  haberse  hecho  la  postulación,

Parágrafo Único.- El Presidente  participará  la decisión con los recaudos recibidos del aspirante, a la Junta General,  para su análisis  y pronunciamiento;  y  entregará  o  remitirá al aspirante,  un  ejemplar  de  los  Estatutos, de los reglamentos  y cualesquiera otros documentos y provisiones   que  se  hubiesen  dictado.

Artículo 22.- Para  la  provisión  de  los  cargos  vacantes,  se  le  dará  preferencia,  a  los  miembros   correspondientes  que  para  la  época  tengan  domicilio  fijo  en  el  estado  Sucre,  y  si  se  trata  de  un  extranjero,  se  exigirá  además  la  residencia  de  cinco (5)  años en el Estado.

DE LOS INDIVIDUOS DE NÚMERO

Artículo 22.- Todas las  personas  elegidas  para  individuos  de  Número, cuando les corresponda presentar el trabajo histórico exigido por los Estatutos de la Academia,  serán  recibidos  por  la  Academia en Pleno,  en  acto  público  y  solemne,  dentro  del  término  de  tres  meses,  contados  a  partir   de  la  fecha  de  elección,  vencido  este  plazo,  la  junta  Directiva  exigirá  al  electo  que  se  reciba  dentro  del  nuevo término  que  se  señale;  y   si  dentro  del nuevo lapso,  tampoco  se  incorpora,  se  considera  que  la  plaza  continua  vacante;  sin  embargo  en  caso  de alegar impedimento  legitimo  manifestado   por  el  interesado  y  considerado  justo  por  parte  de  la  Academia,  será  prorrogado  su  incorporación  por  tres (3)  meses  más. Los miembros fundadores no están sometidos a este requisito y podrán escoger la fecha en la cual presentar su trabajo histórico de incorporación.
Parágrafo  Primero, Recibida  la  aceptación  del  nombrado,  el  Presidente  le  oficiará  oportunamente   el  tema que  haya  elegido  e  indicándole el  plazo que  no  podrá  ser  mayor  de  tres  meses,  salvo  que  por  razones  justificadas, la  Academia  resuelva  prorrogarlo,
Parágrafo  Segundo, Recibido  el  discurso de incorporación  por  el  recipiendario, el  Presidente se  le  entregará,  al  individuo  del  número designado  para  contestarle, para  lo  cual  se  le  fijara  un  término  no  mayor  de  un (1)  mes.
Parágrafo  Tercero.- Si en el  discurso de  incorporación,  hubiese expresiones  inadecuadas  o  relativas  a  temas  políticos  o  religiosos  de  actualidad  sujetos  a  polémicas,  el  designado  para  contestarlo lo  informará  a  la  Junta Directiva  de la Academia,  y  ésta,  previa consideración  del  caso,  y  si  así  lo  juzgare indicado,  solicitará del aspirante su corrección; y si este se negare a corregir, no será admitido.
Parágrafo   Cuarto.-   Si   el   designado   para  contestar el  discurso  de  incorporación  incurriese en análoga  inconveniencia,  el  Presidente  previa  lectura  de  dicha  contestación,  lo  informará  a  la Junta Directiva de la Academia,  para  que  ésta  resuelva  conforme al parágrafo anterior.  
Parágrafo  Quinto,  Si por  algún  inconveniente  no  pudiese  ser  leído  el  discurso  de  incorporación   por  su  actor,  este  designará oportunamente  al  individuo  de  número  a  quien  quiera  confiarle la  lectura,  la  misma  facultad  tendrá  el  encargado  de  la  contestación.

DE LOS MIEMBROS CORRESPONDIENTES

Artículo 23.- La  Academia  podrá elegir miembros correspondientes  a  individualidades que reúnan los requisitos exigidos por estos Estatutos, en  cualquier  entidad  de  la  Republica  o  del  exterior: historiadores, cronistas  en  ejercicio u  otras  personas dedicadas a los estudios  históricos, a  las  letras, ciencias  o  las  artes o basados en el registros de sus experiencias,  que  con  justicia  merezcan  el  homenaje  que  se  le  tributa, los  cuales  deberán  reunir  las  mismas cualidades  que  los  Individuos  de  Número.
Parágrafo  único.-  En  las  postulaciones y  designaciones  de  los  miembros  correspondiente  se  cumplirá  lo  establecido  para  la  postulación  y  designación  de  los  individuos  de  Número. Los  miembros  correspondientes  deberán  cumplir con los Estatutos, las demás leyes, reglamentos y resoluciones  que rigen la Academia, y contribuir  a mejorar  su servicio con  su  trabajo, aportes   y, así mismo,  cumplir  las  misiones  que  se  les  encomiende en su jurisdicción.  En las sesiones del los órganos de la Academia los miembros correspondientes presentes, tendrá derecho a voz pero no tendrán derecho a voto.

NORMAS COMUNES DE LAS SESIONES Y   DEBATES:

Artículo  24.-  Las  asambleas   de  la   Academia   pueden   ser   ordinarias,  extraordinarias  y  solemnes, las  primeras  tienen  por  objeto  la  consideración,  despacho  y  solución  de  los  asuntos preestablecidos y comunicados por escrito con anticipación  y solo inherentes  a  la  institución;  las  extraordinarias  y  solemnes, tienen  por  objeto  actos  especiales  que  deben indicarse  igualmente en  la  convocatoria  para  cada una  de  ellas.  Parágrafo  Único.-  Las   sesiones  ordinarias   se  celebrarán  por  lo  menos   una  vez  al  mes,  en  las  oportunidades  que  establezca  la  Junta  Directiva;  y  las  Extraordinaria  y  solemnes,  en  cualquier  fecha, dada la importancia del caso,  a  juicio  de  la  Junta  Directiva  o  si  el  Presidente  lo  considere  necesario,  en  casos  de  urgencia.
Artículo 25.- De las reuniones administrativas y academicas:

a) La Junta General se reunirá una vez al mes y habrá quórum con la tercera parte de sus miembros activos; 
b) La Junta Directiva, se reunirá una vez a la semana,   y habrá quórum con cinco de sus miembros principales, siempre que esté presente el Presidente o el Vicepresidente, en caso de emergencia puede llamarse al suplente que corresponda;
c) Las  sesiones  solemnes pueden realizarse siempre que la Junta Directiva lo acuerde,  no requiere quórum  de  los  individuos   de  Números, basta  que esté presente un miembro de la Junta Directiva, y  a  ellas  pueden  concurrir  invitados especiales  y  público  en  general.
Parágrafo único.- La falta absoluta o accidental de uno de los miembros principales de la Junta Directiva, puede ser cubierto, en cada caso, por sus suplentes, de conformidad con lo establecido en estos Estatutos o conforme a la ley y la costumbre.

Artículo 26.-  En  ausencia  del  Presidente,  presidirá  las  secciones  y  los  actos  de  la  Academia  el Vice-Presidente, y, en caso de ausencia de éste y del Presidente, será llamado a presidirla un miembros   de  la  Junta  Directiva el cual será  designado al efecto, conforme a estos Estatutos.  En ningún, caso habiendo quórum, se suspenderá la sesión.

Artículo 27.-  Abierta  la  sección   con  el  quórum  reglamentario,  el  Secretario  anunciará  el Orden del Día elaborado por el Presidente;  dará   lectura  del  acta  anterior, la  cual  será  puesta  en consideración  para  su  aprobación  o  modificación;  después de aprobada  se  pasará al debate de   los puntos del Orden   del  Día; cada  Numerario  puede  pedir  la  palabra  al  Director  hasta  tres  veces  sobre  el  mismo  punto  de  discusión;   y  cuando  se  considere  el  asunto  suficientemente   debatido,  así  se  declarará,  y aprobada  o  negada  la  proposición,  teniendo  en  cuenta la  mayoría  absoluta  que  será  la  mitad  más  uno   de  los  votos   emitidos,  quedará firme y aprobado y no se volverá al asunto; en algunos casos podrá declarar el asunto fuera de orden, y puede someter el derecho de palabra a un término nunca  menor de un minuto;  cuando   concurran  dos  o  más  proposiciones,  se  someterá  a  votación  en  orden  inverso,  es  decir,  primero  la  última,  y  luego  las  otras,  terminando  por  la  primera,

Artículo  28.- Durante  el  debate,  el  Director  concederá  la   palabra  al  primero  que  la  pida,  pero  si  dos  miembros   la  piden  al  mismo  tiempo,  la  concederá   primero al  que  se  encuentre  a  su  derecha,  y  si  la  piden  varios  miembros  al  mismo  tiempo  deberá  concederse  al  que  hubiera  intervenido   en  el  punto  discutido  y  después  a  los  otros   en  orden  de  distancia  con  respecto   al  Director,  primero los  de  la  derecha,  en  todo  caso lo  no  previsto  en  estos  estatutos  sobre  el  orden  del  debate,  el  Director  observara  las  reglas   que  privan  en  los  cuerpos   deliberantes y  particularmente   las  disposiciones contenidas   en  el  reglamento  interno   y  de  debates  de  la  Asamblea  Nacional, 

DE LAS COMISIONES 

Artículo  29.-  Las   comisiones  permanentes que  designe  la  Asamblea General se regirán por un reglamento ad hoc; y las que designe el  Presidente  tendrán  las  funciones  y  atribuciones  que  le  sean  conferidas  en  el  propio  acto  de  designación,  y  están obligadas  a  rendir  por  escrito   el  informe  correspondiente,  previo  un  detenido   estudio  del  asunto  sometido  a  su  conocimiento,  el  Director  señalará   a  cada  comisión  un  término dentro  de  la  cual  debe  ser  rendido  el  informe.

DISPOSICIONES FINALES 

Artículo 30.- La  Academia  de  la  Historia  y del Pensamiento Crítico del  estado  Sucre,  como institución  autónoma tiene  personalidad   Jurídica con todos los atributos que le da la Ley,  por  ser   de  carácter  moral y público  de  conformidad  con  lo  establecido  por  el  ordinal  2º   del  artículo  19  del  Código  Civil  Vigente. 

Artículo 31.-  La  antigüedad   de  los  Individuos   de  Número,  se  contará  a  partir  de  la fecha  de  su  incorporación  a  la  Academia.

Artículo 32.- No  se  podrá  leer  en  sesiones  públicas  y  solemnes ningún  trabajo   o  discurso acerca  de  temas  históricos,  sin   que  antes  lo  haya  autorizado  la  Junta  Directiva.

Artículo 33.- La  Academia  solamente  responderá  de  los  acuerdos  que  sancione  y  de  las  publicaciones  que  autorice. 

Artículo  34.- Además  del  diploma  y  medalla  que  serán  entregados  en  el  acto de  incorporación   a  los  individuos  de  número,  la  Junta  Directiva  les  otorgará  la  credencial  correspondiente,  quedando autorizada   dicha Junta  Directiva  para  la  redacción  y  formato  de  diploma,    medalla, credenciales,  distintivos    y    botones    que    hayan    de   usar    los    miembros  correspondientes  y  honorarios,  que recibirán    oportunamente  el  diploma  y  credencial   respectivo. Firmados, rubricados por el Presidente y Secretario de la Academia, además de ostentar visiblemente el sello seco de la misma.
Parágrafo  Único, El  uso  de  la  medalla  solo  corresponde   a  los  individuos  de  número  en  los  actos  solemnes.

Articulo  35.-  Los  fondos  de  la  Academia estarán  formados, 1)  Por  la  asignación  por la  asignaciones    de  otras  instituciones   o  despachos nacionales,  estadales o  municipales, 2) Por  las  donaciones  que  reciban, 4) Por  las  cuotas ordinarias  o  extraordinarias  de  sus  miembros   en  el  caso  que  se  establezcan.

Articulo 36.- La  Academia  podrá  reformar  estos  estatutos cuando  lo  considere   necesario  en  asamblea  extraordinaria.
Parágrafo Único.-  Las  reformas  de  los  estatutos  deberán  ser  propuestas por  la  Junta  Directiva  en  pleno  o  por  la  mayoría  absoluta de  sus  miembros,  el  proyecto  de  reforma  debe  hacerse  llegar  a  sus  miembros  de  la  Academia  con  un  mes  de  anticipación  a  la  fecha  prevista  para  la  sesión.

Articulo 37.- Lo  no  previsto  en  estos  estatutos  se  resolverá por los postulados del Código Civil vigente, y  por  aplicación  de  los  usos  y  prácticas  acostumbradas  en  instituciones  de  igual  naturaleza.

Articulo 38.-  Estos  estatutos  entrarán  en  vigencia  a  partir  de  la  fecha  de  su  protocolización.

Articulo 39.-   La  Asamblea  General,  a  través   del  proceso  de  elección  realizó  las  siguientes  designaciones –

Junta Directiva. Gobierno provisional por el período de legalización:
Presidente: Dr. TULIO RAMÓN BADARACCO RIVERO.
VICEPRESIDENTE: Lcdo. ROMMEL CONTRERAS
SECRETARIO EJECUTIVO: Cnel. HERNÁN MÁRQUEZ
TESORERO: Prof. Hernán Muñoz
BIBLIOTECARIA: Prof. Gilberto López

Art. 40.- Se nombró al Dr. Tulio Ramón Badaracco Rivero, el cual podrá nombrar hasta cinco numerarios para cumplir sus objetivos y para que realice todos los trámites del procedimiento ante el Ejecutivo del Estado Sucre y el Registro público correspondiente, con el fin de obtener el ejecútese del Poder Ejecutivo y la protocolización del Decreto Ejecutivo que crea la Academia de La Historia y del Pensamiento Crítico del Estado Sucre y su Reglamento.

Parágrafo único. - A los efectos de la protocolización de estos documentos se tendrán en cuenta las excepciones impositivas de la Ley de Impuesto Sobre la Renta, que en su art. 14 numeral 10, establece que  “están  exentos  de  impuesto las instituciones dedicadas exclusivamente a actividades religiosas,    artísticas,    científicas,   de   conservación,   defensa   y mejoramiento del ambiente, tecnológicas, culturales, deportivas y las asociaciones profesionales o gremiales, siempre que no  persigan fines de lucro, por los enriquecimientos obtenidos como medios para lograr sus fines, que en ningún caso distribuyan ganancias, beneficios de cualquier índole o  parte alguna de su patrimonio a sus fundadores, asociados o miembros de cualquier naturaleza y que sólo realicen pagos normales y necesarios para el desarrollo de las  actividades que les son propias. Igualmente, y bajo las mismas condiciones, las instituciones universitarias y las educacionales, por los enriquecimientos obtenidos cuando presten sus servicios dentro de las condiciones generales fijadas por el.   Para finalizar la Asamblea Constitutiva, el Secretario  declaró terminada la reunión por no haber más asuntos que tratar,  entonces se levantó  la  presente acta,  que es copia fiel y exacta del original que reposa en  el libro de Actas de Asambleas Generales, de esta Institución; el Presidente ordenó al Secretario leer el documento, como en efecto se leyó, luego solicitó la conformidad y la firma de los miembros presentes en la asamblea, todos los cuales votaron con la señal de costumbre, o sea, levantando su brazo derecho; y una vez contados los votos y comprobada la unanimidad absoluta, se procedió a la firma de la dicha acta; todos los presentes habían firmado en señal de conformidad, sobre todo las personas electas como Individuos de Número, los vocales, sus suplentes, consejeros y presidentes de comisiones de  la  ACADEMIA  DE  HISTORIA  DEL  ESTADO  SUCRE.